Jerkbaits

La mayoría de los jerkbaits tienen labios, al igual que los crankbaits, que les ayudan a sumergirse más profundamente bajo la superficie. Por supuesto, también hay jerkbaits sin labios.
 
Hay muchos tipos de jerkbaits, incluyendo pero no limitado a: Jerkbaits Blandos, Jerkbaits duros, Suspender Jerkbaits, Jerkbaits flotantes, Jerkbaits hundidos, etc.

FILTRAR POR
ORDENAR POR

Guía del Comprador de Jerkbaits

El jerkbait es un señuelo, normalmente con un cuerpo delgado, también conocido como cebo de arrastre, que es uno de los mejores señuelos para provocar el ataque de la lubina. Su acción en el agua imita la de un pez cebo herido para atraer a los peces al ataque, pero la acción está totalmente controlada por el pescador. Los jerkbaits son más eficaces cuando el pescador tira con fuerza de la caña durante la recogida, una acción violenta que hace que el jerkbait parezca errático y actúe como una presa moribunda. Esta es una tentación culinaria a la que la mayoría de las lubinas no pueden resistirse.

El Jerkbait es uno de los mejores señuelos para la pesca de la lubina, con un movimiento errático y el aspecto de un típico pez cebo. No tiene ningún efecto real por sí mismo; en la pesca con jerkbait, la acción la crea el pescador, lo que se consigue tirando con fuerza de la caña mientras se enrolla el cebo, imitando muy bien a un pez cebo que lucha.

Muchos jerkbaits se menean o ruedan cuando están en reposo o cuando se recuperan directamente sin una acción de tirón. Esto también puede atraer a algunos peces para que se alimenten, pero la acción de sacudida tiende a atraer la atención de un banco de peces más grande. Muchos jerkbaits tienen labios, al igual que los crankbaits, que les ayudan a sumergirse más profundamente bajo la superficie.

Los jerkbaits están disponibles en una gran variedad de colores y tamaños. Los pescadores los utilizan para pescar una gran variedad de peces, incluida la lubina. Sin embargo, no todas las combinaciones de tamaño, color y peso son adecuadas para todas las situaciones. Determinar el jerkbait correcto es fundamental para aumentar las posibilidades de capturar peces.

Table of contents

Tipos de Jerkbait

Hay muchos tipos diferentes de jerkbait, pero básicamente pueden dividirse en dos categorías principales: de cuerpo duro y de cuerpo blando. Cada estilo tiene sus propios puntos fuertes y débiles a la hora de pescar lubinas.

Jerkbaits Duros

La mayoría de los Jerkbaits duros están hechos de plástico, madera o polímero. Son intrínsecamente más duraderos y más fáciles de lanzar que los Jerkbaits blandos. Algunos modelos de Jerkbaits duros también vienen con un sistema de transferencia de peso incorporado que distribuye el centro de gravedad de manera equilibrada, aumenta el rango de movimiento en el agua y crea vibraciones que atraen a los peces objetivos.

Jerkbaits Flotantes

Como su nombre indica, este tipo de Jerkbaits flota por debajo de la superficie del agua y tiene un labio en la cabeza que permite que el Jerkbaits se sumerja hasta cierta profundidad cuando el pescador recupera la línea o tira con fuerza de la caña, y luego vuelve a flotar a la superficie cuando la acción se detiene.

Jerkbaits Hundidos

Estos Jerkbaits están diseñados para hundirse a una determinada velocidad de hundimiento hasta que se les da una acción de natación mediante un tirón de la caña, etc. El pescador necesita saber cuál es la velocidad de hundimiento de sus Jerkbaits, normalmente utilizando un método de cuenta atrás, apuntando a la zona objetiva y luego lanzando, contando el número de segundos que tarda en hundirse hasta el fondo. Normalmente, los Jerkbaits de hundimiento están marcados en el paquete con la velocidad de hundimiento en pies por segundo.

Suspender Jerkbaits

Son los Jerkbaits más comunes y están diseñados para tener una flotabilidad neutra, suspendidos a profundidades moderadas, sin hundirse en el fondo ni flotar en la superficie. Esto le dará un aspecto más natural. Cuando el pescador lanza los Jerkbaits, necesita tirar de la caña con fuerza para llevarlos a la profundidad deseada.

Jerkbaits Blandos

Los Jerkbaits blandos suelen estar hechos de plástico blando, y no llevan tanto tiempo en el mercado como los Jerkbaits duros tradicionales, sin embargo, los Jerkbaits blandos están creciendo rápidamente en popularidad debido a su asequibilidad, menor daño a los peces y una presentación más natural en el agua.

Sin embargo, los Jerkbaits blandos no son fáciles de usar y requieren que el pescador los monte correctamente para evitar que la línea se retuerza y se enrede.

Otra desventaja es la longevidad de los Jerkbaits blandos, ya que el material del que están hechos los hace más susceptibles de dañarse que los Jerkbaits duros, por lo que la mayoría de los Jerkbaits blandos se venden en paquetes.

Cómo Elegir Los Jerkbaits Adecuados

Tamaños

Una de las formas más sencillas de elegir el tamaño adecuado del jerkbait es comprobar el tamaño de los peces de cebo que comen las lubinas. Si están comiendo arenques pequeños, utilice un jerkbait de menor tamaño. Por otro lado, si su objetivo es una lubina gigante, o si pesca con peces de cebo más grandes, un jerkbait más grande puede ser su mejor opción.

Color

En la mayoría de los casos, la claridad del agua es un factor clave a la hora de elegir el color correcto del jerkbait. Cuando el agua es clara, lo ideal es un jerkbait de color natural o claro. Y para el agua manchada, los colores más brillantes o con un recubrimiento superficial más llamativo tienden a funcionar mejor.

Profundidad de Clavado y Suspensión

Los jerkbaits suelen tener diferentes profundidades de inmersión, algunos se suspenden mientras que otros vuelven a flotar a la superficie.

Para elegir la profundidad correcta, normalmente se reduce a la profundidad a la que se pesca. La mayoría de los jerkbaits se sumergen a unos 5 pies de profundidad, por lo que se sumergen en aguas de hasta 10 pies de profundidad. Los jerkbaits son una técnica visual para el bass, y el bass suele subir desde aguas más profundas para atacar el cebo, por lo que es importante tener un cebo que esté a menos profundidad que la profundidad a la que estás pescando.

Es una buena práctica elegir un jerkbait que se sumerja lo suficiente para que la lubina vea el señuelo, pero no por debajo de él.